Las mejores recetas para que la espasticidad no nos afecte demasiado en nuestra vida

Hablo por no callar

Si preguntáramos a todos los afectados de Esclerosis Múltiple del mundo sobre cuál es el síntoma que más les incapacita en su día-a-día, casi con total seguridad citarían la espasticidad. Porque la rigidez muscular, que comúnmente llamamos espasticidad, es el principal freno para deambular en bipedestación o hablar con normalidad, entre otros.

Oficialmente, la Federación de Asociaciones de Esclerosis Múltiple de España (FELEM, conocida por su marca Esclerosis Múltiple España), la define como “una tensión fuerte o rigidez de los músculos debido a un creciente tono muscular que se empeora cuando los músculos súbitamente se estiran o se mueven”.

Por su parte, Wikipedia (https://es.wikipedia.org/wiki/Espasticidad) la concreta como: “un trastorno motor del sistema nervioso en el que algunos músculos se mantienen permanentemente contraídos. Dicha contracción provoca la rigidez y acortamiento de los músculos e interfiere sus distintos movimientos y funciones: deambulación, manipulación, equilibrio, habla, deglución, etc.”.

Para evitar los…

Ver la entrada original 636 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s