El coronavirus desata el pánico

El Periscopio

Y de repente el coronavirus irrumpió en la sociedad. Primero fue a por los chinos –remedando casi a Martin Niemöller-. Y nada se hizo por ellos, naturalmente. Culparles, dejar de ir a sus comercios y restaurantes, acrecentar el racismo. El coronavirus se fue extendiendo después, a Corea del Sur primero, a Italia, a la región más rica de Italia, a Irán. En poco tiempo, la epidemia se ha propagado a más de un centenar de países. Y ha terminado viniendo a por nosotros. La sociedad que creía tenerlo todo previsto y controlado se ha sumido en el desconcierto. Más aún, ha asomado el pánico al dictarse medidas de protección que implican cierres y aislamiento.

Un nuevo virus que provoca síndrome respiratorio agudo y que aún no se sabe cómo tratar…

Ver la entrada original 1.767 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s